Fundacion RenaSer

martes, 31 de mayo de 2016

Antes de considerar medidas preventivas más directas, los padres y maestros deben primero promocionar un buen trato a l@s niñ@s. Es decir, reconocer al/a niñ@ como persona y sus derechos, respetar su desarrollo evolutivo, establecer empatía y comunicación efectiva con él/ella, crear un vínculo afectivo e interactivo, y resolver sus problemas de una forma positiva y no violenta.
- Diga a l@s niñ@s que "si alguien trata de tocarte el cuerpo y de hacerte cosas que te hacen sentir raro, dile que NO a la persona y que se lo cuente enseguida.
- Enseña a l@s niñ@s que el respeto a los mayores no quiere decir que tengan que obedecer ciegamente a los adultos y a las figuras de autoridad. Por ejemplo, no les diga "siempre tienes que hacer todo lo que la maestra o el que te cuida te mande a hacer."
- Apoya a los programas profesionales del sistema escolar local para la prevención.
- Habla claro con tu niño o niña sin tabúes ni prejuicios sobre los temas de la sexualidad.
- Educa a tu hijo sobre la sexualidad desde la edad preescolar, en la educación formal y no formal.
- Explícale la diferencia entre una expresión de cariño y una caricia sexual.
- Escucha sus dudas y responde a sus preguntas con sencillez y serenidad.
- Demuéstrale confianza para que exista una mejor y mayor comunicación.
- Deposita confianza en el niño si te comunica que está en riesgo de ser abusado sexualmente, demúestrale aún más su cariño y afecto.

Porque UN NIÑO INFORMADO ES UN NIÑO PROTEGIDO, para prevenir el abuso sexual infantil es importante una buena educación afectiva-sexual integral, que incluya el conocimiento y la apropiación del cuerpo por parte de l@s niñ@s. Como parte de la Campaña de prevención de "FUNDACIÓN RENASER", aquí te presentamos un video que esperamos puedas utilizar. 

"MI CUERPO ES MÍO"...

Agradecemos a Ivanevsky El Grande por el maravilloso trabajo artístico.
Es importante que los niños conozcan su cuerpo, lo exploren y vivencien; no sólo sus partes externas y visibles, sino también sus partes privadas. Los niños de preescolar descubren sus genitales y quieren explorarlos, enseñarlos, tocarse y tocar los de los demás, ya que para ellos es un descubrimiento maravilloso. Enséñale a cuidarse y respetar su cuerpo y el de los demás, diciéndoles que sí se vale tocar su cuerpo, que su cuerpo es suyo pero es necesario hacerlo en un lugar privado y que tampoco puede estar tocando las partes privadas de los demás, ya que ellos se sentirán incómodos y también merecen respeto. 

Cuando se encuentran a un niño o niña tocando sus genitales, es no sorprenderse, gritar o utilizar adjetivos como "sucio", "cochino" y asustarle con que algo malo le va a pasar, es importante que reaccionen con naturalidad y ayudarlo a que aprenda que es natural, que es una parte más de su cuerpo que requiere cuidado y respeto.


lunes, 30 de mayo de 2016

Decir no y rechazar contactos desagradables no es fácil. A los niños seguros de sí mismos les cuesta menos decir lo que quieren y lo que no quieren. Por eso es importante que todos los niños tomen conciencia de sus emociones y de su cuerpo. Solo así podrán establecer límites
Porque en Fundación RenaSer, A.C. consideramos que un NIÑO INFORMADO ES UN NIÑO PROTEGIDO, dedicamos nuestros esfuerzos a la PREVENCIÓN DEL ABUSO SEXUAL INFANTIL, para lo cual, les presentamos a nuestros amigos, "PAO", "IVÁN", "BOLITA" Y "TRAGÓN", quienes a través de imágenes, cuentos y videos, nos darán información que servirá de apoyo a padres, maestros y cuidadores para enseñar estrategias de autoproteción y autocuidado a l@s niñ@s, niñas y adolescentes. 
Los temas que trabajaremos, son:

- Conocimiento y respeto por mi cuerpo y el de los demás. 
- Partes privadas.
- Sensaciones agradables y desagradables.
- “Secretos”.
- Si algo no me gusta tengo derecho a decir NO, CORRO, GRITO Y LO CUENTO.
- Estrategias de detección de una situación abusiva, autocuidado y autoprotección.

Estos son nuestros queridos amigos PAO, IVÁN, BOLITA Y TRAGÓN.

viernes, 27 de mayo de 2016

El próximo lunes 30 a la 1 pm., estaré en el programa dewww.eskucharadio.com, hablando del "Taller de abuso sexual", que será impartido el próximo 29 de junio en el Instituto de la familia, A. C.
Diana Rico




Porque sabemos que un niño informado es un niño protegido, el día de ayer llevamos a cabo el "Taller de prevención de abuso sexual infantil" para niñas de nivel preescolar. Los temas que trabajamos con ellas, fueron: 

- Conocimiento y respeto por mi cuerpo y el de los demás. 
- Partes privadas.
- Sensaciones agradables y desagradables.
- “Secretos”.
- Si algo no me gusta tengo derecho a decir NO, corro grito y lo cuento. 
- Estrategias de detección de una situación abusiva, autocuidado y autoprotección. 
Las niñas realmente fueron muy receptivas, participativas y demostraron ser muy inteligentes con sus comentarios.


El taller pudo llevarse a cabo gracias al magnífico trabajo artístico deIvanevsky El Grande, y al apoyo y compromiso de la Directora de la Fundación RenaSer, A.C., Lina Pradel y por Leonardo Castorena, Analista en esta Fundación.
Prevención
Se sugiere educar a niños y niñas en el autocuidado y que sean capaces de solicitar ayuda en caso necesario.
Algunos programas de prevención están orientados a enseñar a los niños a reconocer y expresar sus emociones, de tal manera, que cuando se sientan amenazados, sean capaces de identificar a un otro confiable y comunicarlo. Se le enseña a conocer su cuerpo y desdiferenciar las partes públicas de las partes privadas. También deben aprender a distinguir entre secreto bueno y malo. El secreto bueno produce gozo, placer, bienestar (puede ser una sorpresa que se le prepara al papá), en cambio, el secreto malo hace sufrir y ante eso siempre se debe contar. Por último, deben aprender a decir que no ante aquellas circunstancias en que se sientan incómodos, obligados o desconfiados. El niño debe ser capaz de decir NO, por ejemplo, si un extraño lo invita a subirse en su auto, no puede ni debe hacerlo, debe decir NO.
Cuando los padres se enteran del abuso es importante mantener la tranquilidad y enfatizarle al menor que no es el responsable de lo que pasó, no presionarlo para conocer detalles, avisar a las autoridades y buscar un especialista.
Reparación en el abuso sexual.
Es importante desarrollar la capacidad de sustraerse de la influencia de los malos tratos dolorosos, de modo de no proyectarlos hacia todos los aspectos de la vida. Esto parece obvio, pero los niños maltratados creen que merecen lo que les ha ocurrido y es fundamental lograr que reconozcan al maltrato como un evento que ocurrió porque alguien abusó de él o de ella, utilizando su condición de adulto y su poder. Asumir que no es merecedor ni culpable, que de ninguna manera es responsable de lo ocurrido y que, por lo tanto, esto no puede continuar ocurriendo.
En el proceso de reparación se sistematizan tres etapas. En la primera, la persona logra reconocerse como una víctima y valida su sufrimiento, pero tiene que salir de esta etapa, porque si queda como víctima, va a seguir sufriendo y resulta ser muy vulnerable; en la segunda etapa debe reconocerse como un sobreviviente que ha sido dañado, pero tiene recursos para seguir; y, finalmente, en la tercera etapa llega a sentir que tiene control sobre su vida y que puede hacerse cargo de esto que le ha ocurrido; de a poco va volviendo atrás, haciendo reminiscencias, hasta que logra diferenciarse del abusador.
Ante una situación de abuso siempre se piensa en derivar el caso a un especialista, pero quien recibe la revelación por primera vez debe hacerse cargo del seguimiento, porque por alguna razón le fue develada a esta persona, y no a otra. Sin embargo, lo más importante es que en situaciones de maltrato el niño debe ser visto en su globalidad, no sólo como un sujeto maltratado, sino como una persona que va al colegio y que tiene amigos, hermanos, intereses, gustos y necesidades particulares. Cuando un niño revela a alguien que ha sido víctima de maltrato, le está entregando un certificado de credibilidad, una prueba de que es valioso para él, de modo que esa persona debe apoyarlo y acompañarlo, aunque lo derive a un centro de mayor complejidad.

miércoles, 25 de mayo de 2016

TALLER DE ABUSO SEXUAL INFANTIL. 
El próximo 29 de junio de 10 a 14 hrs., en el Instituto de la Familia, A.C. (IFAC), daremos este taller donde se tratarán temas, como: ¿Qué es el abuso sexual infantil?, sus características, dinámica, detección, consecuencias y muchos más..

Informes e inscripciones en www.ifac.edu.mx, o a los teléfonos 
55 50 14 21 y 55 50 12 79.

Dirigido a público en general. 
Cupo limitado.
Para facilitar la atención psicoterapéutica a los niños que sufrieron abuso sexual, es importante para los psicólogos/psicoterapeutas que trabajan con niñ@s, tomar en cuenta los siguientes puntos, (James, 1993 citado en Portillo, 2005):

- Reconocerle al niño la valentía de haber contado lo sucedido.
- Trabajar las cosas del pasado reiterándole al menor que esto cambiará en la medida que trate de expresar sus emociones y que no tiene que estar marcado ni en su presente ni en su futuro por la experiencia que vivió.
- El abuso tiene que ser tratado como un evento de su vida, el cual no tiene que vivirlo ni cargarlo por siempre.
- Las técnicas que se utilicen deben ser un medio reparador y sanador para su bienestar personal.
- La resignificación del evento tiene como finalidad quitarle a los niños(as) la responsabilidad del hecho, disminuir la culpa que puedan sentir, la vergüenza y el asco, dejando en claro que son pesos y actos propios del abusador.
- Ocupar espacios adecuados, con suficiente ventilación y amplitud, para que el niño(a) pueda expresarse de forma libre. De ser posible disponer de un espacio abierto en el que el menor se sienta despejado y si desea correr y gritar lo pueda hacer. En otras palabras, el espacio no debe ser una limitante para que el niño(a) se explaye, se manifieste y dé elementos de su experiencia para así brindarle una mejor atención.
- La meta a alcanzar es que el menor logré superar y resignificar el evento adecuadamente al tener un desenvolvimiento más pleno y seguro de sí mismo.

Fases del abuso sexual infantil
El abuso sexual se produce en fases. La primera es la fase de seducción, en la cual el abusador se acerca paulatina y progresivamente al niño, no necesariamente a nivel sexual, sino que encontrándose con él, haciendo actividades juntos (escolares, lúdicas, recreativas, de transporte, etc.) y favoreciendo progresivamente el contacto, erotizando la relación, que inicialmente no es genital, pueden ser tocaciones, caricias, besos. El agresor busca situaciones de espacio y tiempo en que evita ser encontrado por otros adultos, manipula la confianza y dependencia del menor, e incita la actividad sexual como algo normal, afectivo y divertido.
Posteriormente viene la fase de la interacción abusiva, en que besa en la boca, juegos sexuales y luego toca sus genitales (por ejemplo en el baño), llegando tardíamente a establecer una relación coital.
Se instaura contingentemente la fase del secreto. El agresor busca mantener la circunstancia abusiva en secreto a toda costa, argumentando al niño que lo que ha pasado es un secreto de dos, que ha ocurrido porque se quieren. Intenta mantener el secreto: amenazando, chantajeando, mintiendo, culpabilizando. Diciendo por ejemplo que si la mamá lo sabe se va a enojar, llega a amenazar al niño con dañar, matar a sus padres o a su mascota, le señala que va a perder el cariño de todos los que le rodean si éstos se enteran, evitando así que el secreto sea divulgado y dejando al niño atrapado en una red de lealtades y secretos.
La cuarta etapa, la divulgación, puede ocurrir en forma intencional, o sea, el menor decide contar lo que está pasando porque ya no lo tolera, suele ocurrir en adolescentes que han alcanzado la individuación y enfrentan los celos del abusador cuando empiezan a pololear; o puede ocurrir por accidente, al ser sorprendidos por un tercero que advierte que debe denunciar el hecho. La divulgación no siempre ocurre. Muchas veces, en la adultez se producen circunstancias que hacen recordar el evento abusivo, acerca del cual nunca contó nada y aún así es difícil develarlo.
Cuando se produce la divulgación, inevitablemente viene una fase represiva, en la que el adulto y algunos miembros de la familia intentan descalificar al niño. El abusador siempre presiona al niño para que se retracte y trata de demostrar que el hecho nunca ocurrió.

martes, 24 de mayo de 2016

Estructuralmente, los niños dependen de los adultos, es decir su dependencia es uno de los factores que los define como niños. La actividad sexual entre un adulto y un niño siempre señala una explotación de poder; a este respecto, difiere de otras formas de encuentro sexual y nunca puede ser otra cosa que abuso.

lunes, 23 de mayo de 2016

Proceso del abuso sexual infantil.
Fundamentalmente se trata de alguien mayor que el abusado, sin ninguna empatía por los niños, que piensa que lo que hace no está mal, y la poca conciencia que tiene sobre la maldad de sus actos se la salta muchas veces ayudado por el consumo de alcohol u otras drogas. Siempre actúa desde su posición de poder sobre la víctima para cometer el abuso. El abuso sexual, generalmente, no es un hecho aislado, sino que tiende a reiterarse. El proceso de victimización
suele ser siempre el mismo o muy similar. Primero se gana la confianza del niño, generalmente, no sometido a una supervisión estrecha de los adultos y que, además, tiene ansia de atención de un adulto. Después le seduce lentamente. Finalmente, le fuerza al silencio.
La persona abusada, sobre todo si es varón, suele sufrir el llamado síndrome de acomodación al abuso sexual del niño que consta de 5 fases: 1) secretismo; 2) indefensión; 3) atrapamiento y acomodación; 4) revelaciones retrasadas y escasamente convincentes; y 5) retractación posterior del abuso revelado.
Como en cualquier otra forma de violencia sexual, el abuso del niño sucede en la intimidad, por lo que rara vez es presenciado por una tercera persona. Esto, junto con el retraso que existe habitualmente en ser visto por el médico y con la tendencia a que no haya lesiones, hacen que sea difícil ponerlo en evidencia.

¿Qué debe hacer el docente si observa indicadores de abuso sexual infantil?
Hablamos de casos de sospecha en aquellas situaciones en las que hay ciertas actitudes o conductas de un niño, niña o adolesente (NNA) que
alertan sobre la posibilidad de que pudiera estar padeciendo abuso sexual.
En estos casos deben seguirse ciertos pasos, claramente definidos a continuación:
Detectar-observar
• Observar la presencia de indicadores que fundamentan la sospecha de abuso
Informar
• Comunicar la sospecha a la Dirección de la escuela, quien debe informar al Supervisor o Supervisora.
• Comunicar la detección a los Servicios de Orientación Escolar.
Observar y reunir información para la elaboración del protocolo
• Atender a las señales de alerta que pueden indicar la existencia de abuso:
- factores de riesgo
- presencia de indicadores
Reunir información relevante mediante las siguientes estrategias:
• Observar en el NNA posibles marcas en el cuerpo, cambios de estado de ánimo, conducta, o rendimiento.
• Escucharlo, observar su juego y vínculo con los otros NNA.
• Recabar información de maestros de años anteriores, así como de todos los docentes que trabajan con el alumno.
• Solicitar en la escuela información sobre hermanos que asistan a la misma institución.
Elaborar el protocolo
• Incluir una descripción minuciosa de lo observado.
Consulta con equipos de otras áreas
• La escuela puede consultar con equipos especializados.

viernes, 20 de mayo de 2016

Abuso Sexual Infantil
• Se considera abuso cualquier aproximación de carácter sexual, entre un adulto y un niño, niña o adolescente (NNA), haya o no contacto físico, independientemente del efecto inmediato (aparente o no) sobre el desarrollo del NNA.
• El abuso sexual se da siempre con asimetría entre abusador y abusado en la que aquel detenta un mayor un mayor poder ya sea por edad, fuerza física, madurez mental, o autoridad por el vínculo.
• El abusador / agresor busca la propia gratificación sexual.
• Sea cual fuere la conducta del NNA el responsable es siempre el adulto abusador.
• No resulta relevante verificar en los supuestos de abuso sexual infantil si el NNA ha dado su consentimiento o no. El abusador se aprovecha y
explota su vulnerabilidad, debilidad, inmadurez, inexperiencia y la falta de información para su propio beneficio, sin importarle las consecuencias en el NNA.
• La actividad sexual evolutivamente normal entre niños o adolescentes, no entra en esta definición, salvo que haya violencia física o verbal, coerción o asimetría.
• El abuso siempre ejerce violencia y abuso de poder en el cuerpo y la mente de un NNA aunque no se dé con violencia física.


Buenas noticias!
Por fin, en la Ciudad de México ahora tendremos un REGISTRO DE AGRESORES Y ABUSADORES SEXUALES!. Es un gran avance para la protección de mujeres y niños..

https://www.facebook.com/Denisemeadegaudry/videos/10154225764884443/
Vídeo para prevención del abuso sexual infantil
Cada persona tiene derecho a decidir quién toca o quién no toca su cuerpo. Por eso, Marta se sintió muy mal cuando, en el autobús, un hombre extraño le puso las manos en su trasero. Afortunadamente, hizo dos cosas muy importantes: correr para huir y contar para pedir ayuda.
El ASI siempre produce efectos y uno de ellos puede ser el estrés postraumático
Es propio de las etapas iniciales o agudas del abuso sexual infantil (ASI) y en general, solo un tercio de los niños lo presentan a la hora de evaluarlos. Sin embargo, puede presentarse en la adultez como consecuencia de experiencias de la infancia, particularmente en los casos que no recibieron contención familiar.
Se trata de un conjunto de síntomas que aparecen luego de un acontecimiento estresante y traumático, por lo general imprevisto e impensable, como el abuso sexual, entre otros.
Algunos de los efectos que lo caracterizan:
• temor, desesperanza, horrores intensos, desestructuración y agitación en los niños,
• recuerdos dolorosos e intrusivos del hecho traumático, sueños recurrentes,
• embotamiento de la capacidad de respuesta, disminución del interés en las actividades habituales, aislamiento, anestesia emocional, evitación de actividades que evoquen el recuerdo del acontecimiento traumático,
• alteraciones del sueño, estado de hiperalerta, afectación de la memoria y/o trastornos de la concentración, irritabilidad aumentada, explosiones esporádicas e impredecibles de conducta agresiva bajo la presión de provocaciones mínimas o sin ellas.
En los casos de abusos reiterados en el tiempo, el niño, niña o adolescente (NNA) queda atrapado en las amenazas del agresor y mantiene el secreto, “si dice, nadie le va a creer”, “si dice, destruirá su familia, “si dice, comprobará que a nadie le importa lo que hacen, ya que es un secreto entre ellos dos”, “si dice, su familia y él o ella sufrirán las consecuencias”. Así se adapta a la situación y a lo que el abusador impone, manifestando su sufrimiento con la conducta y con el cuerpo ante un entorno que en general es distante y poco sensible a su dolor; no sólo al dolor que produce el abuso sino, lo que duele más aún, es la incredulidad y en muchas ocasiones, el rechazo y la culpabilización que reciben del mundo adulto.
Este “adaptarse a la situación” refuerza los prejuicios que aún reinan en amplios sectores sociales. Considerar que “acepta porque quiere”, no deja lugar a comprender que se trata de una “aceptación inevitable”, pasiva, producida por el temor, las amenazas, etc. perpetuando de este modo las creencias que niegan credibilidad al sufrimiento infantil ante los abusos sexuales.

jueves, 19 de mayo de 2016

Es terrible el caso de abuso sexual infantil que tuvo lugar en el "Kinder Matatena", ubicado en la Delegación Benito Juárez, sin embargo, el Delegado Christian von Roehrich había realizado acciones de prevención 5 meses antes (27 de noviembre), donde a TODOS los docentes, trabajadores sociales y psicólogos de los CENDIS de la Delegación, se les brindó, por parte de Fundación Renaser, A.C. un taller de 4 horas para conocer el problema, sus características, su detección, así como herramientas para enseñar a los niños cómo protegerse y prevenirlo. Es así, como estamos trabajando y haciendo sinergía con escuelas públicas y privadas, y con padres de familia, para que conozcan el problema, su detección, su prevención, y enseñar a los niños, herramientas de autocuidado y prevención del abuso sexual.

Victor Olmedo

Lina Pradel

Delegación Benito Juárez @delegacionbj